11.11.18

LOS NOVENTA


En mil novecientos veintiocho,
El mes once y día once al mediodía,
Me trajeron a este mundo,
Y en él estoy todavía

Quién me iba a decir a mi,
Que yo podría llegar,
A cumplir los noventa años,
Y ya veis, conmigo están.

Pues de haberlos conseguido,
Intentaré bien llevarlos,
Son míos, esto lo sé,
Pero resultan pesados.

Como están recién llegados,
No los tengo muy tratados,
Les daré un buen cobijo,
Y un proceder adecuado

Porque aun que estén a gusto,
Eternos no durarán,
Como han tenido un principio,
También tendrán su final

La misión mía hora es,
Vivir con tranquilidad,
Que es factor muy importante,
Que la pueda bien llevar.

Por tanto hay que ir trampeando,
Con el ajetreo diario,
Haciendo nuestros corrillos,
Y paseíllos diarios

En la cuestión familiar,
Bien satisfecho me siento,
Porque siempre están pendientes,
De cualquier cosa que tengo

Así que todos contentos,
que es cuestión muy principal,
La comprensión y el cariño,
Y no pensar nunca mal.

Viviendo como vivimos,
No hay por qué acobardarse,
Que estas condiciones nuestras,
Nos dicen: vayamos adelante.

Y como les voy contando,
Noventa años aquí están,
Y ¿quién se hará cargo de ellos?
Yo Manuel, el Sebastián.

Discúlpenme las molestias,
Que encuentren en mi relato,
Yo solamente pretendo,
Entretenerles un rato.

Barcelona 11 de noviembre de 2018-10-30

11.1.18

LOS OCHENTA Y DOS

Creo que tu ya sabes
Lo que te voy a decir
Que son ochenta y dos años
Los que acabas de cumplir.

Bien: pues ¿qué hacer con ellos?
Nada, que vayan pasando
Que nuestra influencia en esto
No tiene poder ni mando.

Nos tenemos que amoldar
A lo que mande el de arriba
Porque nos guste o no.
Ha de ser lo que él decida

Siempre anhelamos lo mismo
Mejorar en lo posible
Deseos de toda la vida
Y es que pensarlo es muy libre

Si toda la imaginación
Que en la cabeza tenenos
Se nos cumpliera de golpe
Diriamos: ¿y ahora qué hacemos?

Pero como no van juntos
Imaginar y cumplir
Pensaremos en lo bueno
Lo otro ya es discutir.

Pues adelante señora
No has de dejarte abatir
De cobardes no hay escritos
Has de luchar y has de vivir

Con estos ochenta y dos
Que ya tienes cumplidos
Son los que te felicitan
Tus familiares y amigos

Y como todo en la vida
Siempre tiene su final
termina así este mensaje
De Manuel, El Sebastián

Manuel Tomeo Lerin
El Sebastián
11/1/18

11.11.17

LOS OCHENTA Y NUEVE AÑOS

Estas son las novedades
Que tengo para estos casos,
Y es que los ochenta y nueve,
Van a ir marcando mis pasos.

Tendré que ponerme serio,
Y marcarles un control,
Porque si se me desmadran…
¿Cómo los frenaré yo?

Si encontrara la fórmula
De tenerlos dominados,
Les diría: no corráis tanto,
Que me vais atragantando.

A pesar de que las ciencias,
Adelantan tanto y tanto,
No han llegado a dominarlo,
Y frenarles algún tanto.

Así que iremos viviendo,
Con la lucha y la existencia
Que aunque no pueda arreglarlo,
Ya tengo algo de experiencia.

Los años, los cuentas solo;
Pero solo nunca estás
Y es que con buena familia,
Muy bien respaldado estás.

En este capítulo yo,
Nunca me puedo quejar,
Me atienden mejor que quiero,
Y esta es la pura verdad.

Ya no quiero contar más,
De estos buenos privilegios;
Que se mantengan así,
Y no cambien de criterio.

Tengo que ir despidiéndome,
Aunque no quisiera hacerlo,
Y es que en las despedidas,
Siempre hay causas de recuerdos.

Pues así termino ya ,
Y ya veis como me dejan….
Los ochenta y nueve años…
Y la verdad que algo pesan.

Quedando muy satisfecho
De los que de mi se acuerdan,
las más expresivas gracias
De Manuel, “EL SEBASTIÁN”

( MANUEL TOMEO LERIN )
11 del 11 del 2017

11.1.17

81 AÑOS

Los ochenta ya pasaron,
Pero esto no queda aquí,
Ahora son ochenta y uno
Los que debo de asumir.

Nada de contemplaciones,
Que cumplan con su misión,
Viajan en tren de la vida,
De estación en estación.

Porque que los quiera o no,
Me siguen acompañando,
Aunque nunca he de saber,
De qué forma y hasta cuando.

Como hay que seguir así,
No miremos hacia atrás,
El horizonte es muy amplio,
Todo es cuestión de acertar.

Y es que nuestro pensamiento,
Siempre suele ser el mismo,
Porque aun somos conscientes
De afrontar el destino.

Yo voy pasando así el tiempo,
Con mi vivir cotidiano,
Y si en familia falta algo,
Todos me echan una mano,

¿Cómo no he de estar contenta
con el trato que recibo?
Y es que saben comprender,
Que por ellos mes desvivo.

Estas son nuestras maneras,
De ir trampeando el tiempo,
Siempre con buenos deseos,
Nada de historias ni cuentos.

Pues ya que este caminar
Lo hacemos pasito a paso,
Si viene algún contratiempo
Lo mejor es no hacerle caso.

A veces se da importancia,
A lo que muy poca tiene,
Y es mejor pensarlo bien
Que todo solución tiene.

No quiero casaros más,
Intento no ser pesado,
El destino ha de llevarnos,
Por su sendero marcado.

Con sus ochenta y un años,
Esta Carmen no se olvida,
Que con quien de ella se acuerda,
Siempre es muy agradecida.

Pequeña dedicatoria,
Para tan grande misión,
Pero hay pequeñas cosas,
De grande repercusión.

Manuel Tomeo Lerín
El Sebastián

11/1/17

11.11.16

LOS 88 AÑOS

LOS 88 AÑOS
No me he planteado mucho, 
la manera de llegar, 
pero como si tal cosa 
ochenta y ocho años ya están 

¿Dónde debo colocarlos 
para que estén bien comodos?
A ver si encuentro el sistema 
de estar a gusto todos.

Parece que aún hay arrestos 
pero las fuerzas flaquean 
y si no te sobrepones 
¡ojo! que se te apoderan 

Demos a la flojedad desprecio 
y echemos cuerpo adelante 
de cobardes no hay escritos 
siempre triunfa el buen talante 

La vida tiene sus reglas, 
no las podemos cambiar, 
mucho ya las han cumplido 
y al resto nos llegarán.

¡Qué pretensiones se tienen 
con la juventud por guía!
Pero nos marcan las pautas 
el gran reloj que es la vida. 

Pues a vivir con deseos, 
que el ánimo hace milagros 
y mientras se pueda hacer 
es cuestión de disfrutarlo. 

Ochenta y ocho años ya 
cumplidos, ni más ni menos.
Ahora es cuestión de esperar 
y a ver los que añadiremos.

La vida siempre se quiere 
aunque a veces es ingrata,
pero el mundo está hecho así 
y a ver cómo y quién lo cambia.

Y como en él estamos 
en él así hay que vivir,
comprensión y entendimiento 
son las normas a seguir 

Como voy diciendo siempre, 
en la cuestión familiar,
me siento muy satisfecho 
y no debo pedir más.

Muy importante en familia 
es tener buena armonía 
que el trato y la relación 
lo mejoran cada día.

Por eso siguiendo así 
y cada vez mejorando 
con que no pongamos fecha 
ni digamos hasta cuándo.

Muchas gracias para todos 
de los que de mí se acuerdan 
Manuel Tomeo Lerín 

o también el Sebastián.

Manuel Tomeo Lerín
El Sebastián

11.1.16

OCHENTA CUMPLEAÑOS DE CARMEN

De Manuel para Carmen

Creí que alguien me llamaba,
Y pregunté ¿Qué desea?
Dijo: Le traigo ochenta años,
¿Me los llevo o se los queda?

Me los quedo, me los quedo.
Los esperaba hace tiempo,
Y es que en este nuestro mundo,
Todo llega en su momento.

Ahora intentaré cuidarlos,
De la manera mejor,
Que aunque ya son pesaditos,
Les pondré ánimo y valor.

Procuraré conservarlos,
Que para eso son míos
Y tenerlos controlados,
No quiero que me armen líos.

Espero que se comporten,
Como han hecho hasta ahora,
Pero una cosa es deseo,
Y otra gobernar la historia.

Ochenta años que “no es paja”,
Pero si como ahora siguen,
no me hacen ningún estorbo,
Pesan si, más nada piden.

Y es que al tener este “muro”,
De protección familiar,
Me siento como en mi casa;
El dicho en “mí “ es la verdad.

Es factor muy importante,
El vivir y convivir;
Si es posible entre los tuyos,
Nada más puedes pedir.

Por ahora lo voy haciendo,
Con mucha normalidad,
Y es que el saber entenderse,
Es asunto principal.

Conque así vamos pasando,
Y siguiendo a nuestro ritmo;
La vida brinda ocasiones
Para elegir el camino.

Por tanto hay que ir controlando,
Estos años adquiridos
Con la experiencia que tengo,
No he de encontrar obstáculos.

Gracias para quien se acuerda,
De mis fechas señaladas;
Once de enero y ochenta años
Que en mi mente no se olvida.

Barcelona, a 11 de enero de 2016
Manuel Tomeo

Contribuyentes